Armas nucleares

Crecen los arsenales nucleares mundiales mientras los estados prosiguen con su modernización

Pacifistapp
no a las armas nucleares
SIPRI Yearbook 2021

El Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) ha lanzazo su anuario SIPRI Yearbook 2021, que evalúa la situación actual en materia de armamentos, desarme y seguridad internacional. Un dato clave es que, en 2020, a pesar de la disminución global del número de ojivas nucleares, se desplegaron más en fuerzas operativas.

Indicadores del estancamiento de la reducción de los arsenales nucleares

Al inicio de 2021, los nueve países con armamento nuclear —Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte)— poseían conjuntamente unas 13.080 armas nucleares. Esta cifra representa una disminución respecto de las 13.400 que el SIPRI calculó que tenían a comienzos de 2020 (véase la tabla de más abajo).

A pesar de esta reducción general, el número estimado de armas nucleares desplegadas actualmente en fuerzas operativas creció hasta las 3.825, desde las 3.720 del año pasado. De estas, alrededor de 2.000 —casi todas de Rusia o EE. UU.— se mantuvieron en un estado de alerta operativa alta.

Mientras que en 2020 EE. UU. y Rusia continuaron reduciendo sus existencias generales de armas nucleares al desmantelar ojivas en desuso, se calcula que al inicio de 2021 disponían de unas 50 ojivas nucleares más en despliegues operativos que un año antes. Rusia también incrementó su stock militar nuclear general en unas 180 ojivas, debido principalmente al despliegue de más misiles balísticos intercontinentales terrestres con múltiples ojivas (ICBM) y misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM). Las fuerzas nucleares estratégicas desplegadas por los dos países se mantuvieron dentro de los límites establecidos por el Tratado para la Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas de 2010 (Nuevo START), a pesar de que el tratado no limita las existencias totales de ojivas nucleares.

‘Parece que ahora el número total de ojivas en las reservas militares mundiales está aumentando, un indicador preocupante de que la tendencia a la baja que ha caracterizado los arsenales nucleares globales desde el fin de la guerra fría se ha estancado’, afirma Hans M. Kristensen, miembro asociado sénior del Programa de Desarme Nuclear, Control de Armas y No-Proliferación del SIPRI y director del Proyecto de Información Nuclear de la Federación de Científicos Americanos (FAS). ‘La prórroga en el último momento del Nuevo START por parte de Rusia y EE. UU. en febrero de este año fue un alivio, pero las perspectivas de un control de armas nucleares bilateral adicional entre las superpotencias nucleares continúan siendo exiguas’.

Rusia y EE. UU. poseen conjuntamente más del 90 % de los arsenales nucleares mundiales. Ambos países tienen en marcha programas amplios y caros para sustituir y modernizar sus ojivas nucleares, los misiles y los sistemas de lanzamiento aéreos, así como las instalaciones de producción.

‘Parece que tanto Rusia como EE. UU. están dando más importancia a las armas nucleares en sus estrategias nacionales de seguridad’, afirma Kristensen.

Los otros países con armas nucleares invierten en sus capacidades futuras

Los otros siete países con armas nucleares también están desarrollando o desplegando nuevos sistemas de armas o han anunciado su intención de hacerlo. La Revisión Combinada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior del Reino Unido, publicada a principios de 2021, cambió la política de reducción de los arsenales nucleares del país y elevó el límite previsto para armas nucleares de 180 a 260.

China está inmersa en una modernización y expansión significativas de sus existencias de armas nucleares, e India y Pakistán también parece que estén ampliando sus arsenales nucleares.

Corea del Norte continúa haciendo mejoras en su programa nuclear militar como elemento central de su estrategia de seguridad nacional. A pesar de que durante 2020 no realizó ninguna prueba nuclear ni pruebas de misiles balísticos de largo alcance, continuó con la producción de material fisible y el desarrollo de misiles balísticos de corto y largo alcance.

‘La entrada en vigor del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares a principios de 2021 subraya la creciente división entre los países con armamento nuclear —que están invirtiendo en un futuro a largo plazo de sus fuerzas nucleares—, y otros países, impacientes por ver algún avance en el desarme nuclear prometido por el Tratado de No-Proliferación Nuclear’ afirma Matt Korda, investigador asociado del Programa de Desarme Nuclear, Control de Armas y No-proliferación del SIPRI e investigador asociado del Proyecto de Información Nuclear del FAS.


Contenido relacionado

Manifestación petición firma TPAN

Decenas de organizaciones de paz y derechos humanos pedimos al Gobierno que firme el TPAN

no a las armas nucleares
Cartel petición al Gobierno de España firma TPAN

Petición de la Campaña #10RazonesFirmaTPAN al Gobierno de España

no a las armas nucleares
Logo Campaña 10 Razones para firmar el TPAN

Campaña 10 Razones por las que firmar el TPAN

no a las armas nucleares
Marcha de mujeres para el TPAN

El TPAN: una reivindicación feminista para salvaguardar la vida y el planeta

no a las armas nuclearespaz feminista
Manifestación para la prohibición de las armas nucleares

¿Qué estamos haciendo y qué podemos hacer para lograr un mundo libre de armas nucleares?

no a las armas nuclearesproducción armamento

Declaración por el Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

no a las armas nucleares