Objeción fiscal a los gastos militares

¡Para la guerra nada! WILPF España se une al llamamiento de la campaña global sobre el gasto militar

Pacifistapp
GDAMS
Cartel de la GCOMS para la Campaña de los días de acción para la reducción del gasto militar

¿Sabías que en plena pandemia el mundo aumentó un 3,6% su gasto militar hasta llegar a los 1,92 billones de dólares? Es una cifra récord desde el final de la Guerra Fría en un momento en que estas armas no nos servirán de nada frente a la mayor amenaza a nuestra seguridad: un virus, ante el cual necesitamos cuidados, sanidad y servicios públicos, no tanques, soldados ni bombarderos.

Por eso, WILPF España se une al llamamiento de la Campaña Global sobre el Gasto Militar para exigir a los Gobiernos que “dejen de invertir en lo militar si queremos defender a las personas y al planeta”.

Cabe recordar que según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz SIPRI España mantiene un altísimo gasto militar en medio de una emergencia sanitaria y social: se sitúa en el puesto 17 de los países que más gastan en lo militar con 17,4 mil millones de dólares.